Publicado el Deja un comentario

La NASA imprime complejas “telas espaciales” metálicas

Tela espacial impresa en 3D

El “tejido espacial” metálico creado mediante técnicas de impresión 3D que permiten integrar diferentes funcionalidades en cada lado del material

La NASA se está introduciendo en el negocio textil gracias a un equipo dirigido por el ingeniero de sistemas Raúl Polit Casillas en el Laboratorio de Propulsión a Chorro en Pasadena, California. El equipo ha presentado muestras prototipo de un nuevo “tejido espacial” metálico creado a partir de la impresión en 3D que incorpora funciones avanzadas que serían beneficiosas para su uso en el espacio.

A simple vista, el tejido espacial parece un cruce entre la malla de la cadena y los azulejos metálicos, como algo que se puede ver en uno de los vestidos de alta costura. Pero este extraño diseño es más que una declaración de moda, con un lado de la tela que puede reflejar la luz y el calor, mientras que el lado opuesto lo absorbe. La NASA dice que al plegar el material de diferentes maneras, puede ajustarse a varias formas y producir los niveles deseados de reflectividad, manejo pasivo del calor y resistencia a la tensión.

El tejido se fabricó mediante fabricación aditiva

En la que un objeto no se fresa ni se ensambla, sino que se construye capa por capa en una sola pieza utilizando corrientes de polímeros fundidos o polvos metálicos sinterizados que utilizan láseres o haces de electrones controlados con precisión. Esto permite que los artículos se fabriquen con muy pocas piezas que necesiten un ensamblaje final, acelera la creación de prototipos, reduce enormemente los costes y permite diseños que serían imposibles de producir utilizando métodos convencionales.

Los lados inferior y superior de la tela espacial están diseñados para tener diferentes propiedades

En el caso del tejido espacial, Polit Casillas prefiere llamarlo “impresión 4D” porque permite a los ingenieros imprimir tanto la geometría deseada como la función directamente en un material. Este control también permite que un material incorpore múltiples funciones, así como formas orgánicas no lineales producidas a un coste relativamente bajo.

Tela espacial impresa en 3D por la NASA

La agencia espacial considera que el tejido tiene potencialmente gran variedad de aplicaciones, incluyendo antenas grandes que pueden doblarse y cambiar de forma rápidamente, y aislamiento para naves espaciales que visitan lunas frías y heladas o planetas. También podría ser usado en almohadillas flexibles y aisladas que darían a los vehículos de aterrizaje y a los rovers una base firme sin derretir el hielo debajo de ellos, escudos de micrometeoritos para naves espaciales, trajes espaciales de astronautas, y para recolectar muestras en otros planetas.

El equipo espera que esas telas no sólo se utilicen en el espacio, sino que también se fabriquen allí, así como un medio de conservar y reciclar los escasos recursos a bordo de las naves espaciales. Además, también podría cambiar la forma en que se diseñan las naves espaciales, permitiendo que se creen “telas enteras” en lugar de muchos componentes discretos que aumentan los puntos potenciales de fallo.

Puedo programar nuevas funciones en el material que estoy imprimiendo“, dice Polit Casillas. “Esto también reduce la cantidad de tiempo dedicado a la integración y las pruebas. Puedes imprimir, probar y destruir material tantas veces como quieras”.

Fuente:

NASA

Si te parece interesante esta información, seguramente también se lo parezca a tus amigos, por favor, compártelo en tus redes sociales para ayudarnos a llegar a más personas interesadas en la impresión 3D
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *